3/6/14

Newsletter Nº 6



En vuelo hacia una ciudad para todos.


Vuelo fotogramétrico del LV-LZA
Aeropuerto de Morón, 9:30 hs de un lunes de abril del 2013.  Con un cielo impecable y poco viento, la aeronave Piper Azteca comandada por Diego, avezado piloto civil, y tripulada por Martín, camarógrafo y también piloto, se encamina hacia la cabecera de pista para terminar con el checklist de despegue. Ambos forman parte del equipo de Genmap desde hace varios años. Ocurre por radio el siguiente diálogo:
-¡Lima Víctor – Lima Zulú Alfa, están autorizados para despegar!- le comunica el controlador de la Torre al piloto, y agrega -El viento es de 12 nudos con orientación de los 95 grados, y la presión es de 1012 milibares.  Manténgase en el radial 120 hasta alcanzar los 1500 pies de altura. ¡Que tengan buen vuelo, LV-LZA!
-Gracias Torre de Control. Comenzamos en vuelo para cartografiar el área de trabajo. Lima Zulú Alfa. 
Otra locación, Barrio Colegiales, 8:30 hs del mismo día, en el Centro de Capacitación de Genmap. Juan, experimentado instructor de fotogrametría, está capacitando a los trainees Lucas y Emiliano en la restitución de zonas precarias, a partir de un ejemplo de una Villa del conurbano. Se da este diálogo:
-Muchachos, no se intranquilicen. La restitución de las villas y asentamientos informales es un tema muy complejo que solo se aprende con mucha práctica. Cuando la estén haciendo, tengan presente que por detrás hay seres humanos en situación de máxima vulnerabilidad.- les dijo a los trainees en un tono paternal.
-Juan, ¿cómo  determino los límites de las parcelas en el caso que tengo en pantalla?-preguntó Lucas ansiosamente.
-Mirá, Lucas, en las villas no hay ni parcelas ni medidas de títulos de propiedad. Hay posesiones ejercidas.- y, señalando la pantalla agregó –Para determinar los límites debés tener en cuenta varios aspectos, tales como: el promedio del tipo de material que conforma a un techo (usualmente de materiales de desecho reciclados), las propiedades que confluyen a un mismo pasillo comunitario, indicadores de servicios tales como entradas aéreas de electricidad y comunicación…-. Y así continuó en la tarea de capacitación.
Verdaderos fueron ambos acontecimientos, verdadero el ahínco con que cada uno de los protagonistas comenzaba su jornada laboral, verdadera la responsabilidad. “Solo eran falsas las circunstancias, la hora y uno o dos nombres propios”[i]. En estas dos situaciones aparentemente inconexas, Genmap está actuando en concordancia con las necesidades de la gestión actual del  Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, de revalorizar el uso de la cartografía para imprimirle una centralidad a la planificación urbana. El Ministerio de Desarrollo Urbano de la Ciudad ha diseñado y construido un modelo digital tridimensional para la planificación del crecimiento a mediano y a largo plazo -el “Plan Territorial 2010–2060”-. Tienen claro que en el ejercicio de la soberanía cartográfica están implicando el verdadero ejercicio de la soberanía territorial. Solo se puede gobernar eficientemente aquél territorio que se conoce, se representa su realidad, y sobre el que se planifican las acciones políticas. Esto lo condiciona la propia naturaleza escasa de los recursos para dar solución a las ilimitadas demandas de una sociedad. A su vez, el uso de la tecnología fotogramétrica y la modernización de los sistemas de computación y los procesos para la gestión del cúmulo de información georreferenciada, son apropiados para su aplicación a usos específicos de gran importancia en la cartografía social. En esta línea de acción, han relevado la realidad fáctica mediante el uso de la fotogrametría con resolución de 10 cm/píxel, generando un continuo cartográfico riguroso, actualizado, completo y detallado  a lo largo y a lo ancho de su territorio comunal.
Si bien el fin último es la total integración urbana, el Gobierno de la CABA ha dado centralidad al Plan de Urbanización de las Villas y Asentamientos Informales que, más allá de la humana preocupación, implica un tema técnico-ético-político. A estos efectos, en el 2010 fueron creadas la Secretaría de Habitat e Inclusión, y las Unidades Territoriales de Inclusión Urbana (UTIU), una nueva forma de entender los territorios de la Ciudad para plantear las estrategias de inclusión urbana y social.
La Villa 31.
Otra tarea ciclópea ha sido la de recopilar la información de la infraestructura de las villas, que era informal -no había sido realizada ni por AySA, ni por EDENOR/EDESUR, ni por ninguna de las empresas reconocidas de servicios. Esta se sumó a la digitalización y georreferenciación de la infraestructura de las áreas involucradas mediante técnicas de georadar que posibilitaron conocer la posición precisa de las redes de servicios públicos soterradas, con la consiguiente mejora en las tareas de planificación, reparación y mantenimiento, y la reducción de accidentes motivados por las conexiones clandestinas a las redes de servicios públicos (especialmente luz y gas).
Merece un capítulo destacado el área de Catastro: la reingeniería y modernización de los procesos ha sido de tal envergadura que dentro de un mes estará en funcionamiento el Certificado de Estado Parcelario Digital. En palabras del Mg. Fernando Álvarez de Celis, Director General de Planeamiento, “antes estaba hiperpapelizado, ahora es «papel cero»”. Esto facilitará y eficientizará enormemente la tarea de remontar una situación catastral estimada en un 30% de catastro no jurídico. Asimismo, han realizado una realineación de las funciones dentro de las áreas de gestión y un importante cambio cultural, específicamente en cuanto a la aceptación del uso de la fotogrametría versus el tradicional relevamiento de campo.
Estos logros alcanzados tienen un especial protagonismo en lo que se refiere a la inclusión de las capas sociales más vulnerables, por cuanto coadyuvan a la articulación de la regularización dominial de las villas, y el reordenamiento parcelario, pasos necesario para la ejecución del Plan que devolverá la dignidad a decenas de miles de ciudadanos, hoy rezagados en lo que se refiere a la inclusión social.
En Genmap, como proveedores estratégicos, nos sentimos orgullosos de, merced a la moderna concepción de «gobernanza» que promueve la estrecha colaboración entre el Estado y las empresas privadas, poder  participar de tamaño proyecto, y cada vez que decola un vuelo fotogramétrico nuestro, lo vivimos como un vuelo que se dirige hacia la integración de una ciudad para todos.   Asimismo, nos identificamos con las palabras de la pensadora alemana Hannah Arendt, para quien “la acción es la única capacidad humana de hacer milagros”[ii]
Ing. Flavia Serafini e Ing. Marcelo Marcovich
Colaboración: Ing. y Lic. en Filosofía Alejandro Fidias Fabri





[i] BORGES, Jorge Luis. “Emma Zunz”, 1949, de El Aleph.
[ii] La cita está tomada de Hannah ARENDT, La condición humana, Cap. V, Acción.


No hay comentarios:

Publicar un comentario